¿Qué son las Flores de Bach?

Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. Fueron descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934.

El Dr. Bach era un investigador, además de médico y homeópata. Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales. Estas 38 flores reciben el nombre de Flores de Bach.

Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales persisten por mucho tiempo, el cuerpo empieza a manifestar la enfermedad. Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. De esta forma desarrolló la Terapia de las emociones.

Las teorías de Edward Bach son bastante controvertidas y en la comunidad científica existen defensores y detractores. También existen ensayos clínicos que demuestran un efecto positivo en determinadas circunstancias y otros que no aprecian diferencia al comparar sus efectos con un placebo. En lo que sí se ponen de acuerdo los ensayos clínicos es en que el uso de los remedios definidos por Edward Bach no tiene efectos adversos significativos.

Según la Wikipedia, las Flores de Bach, también llamadas remedios florales de Bach o esencias florales de Bach, es la denominación genérica y comercial de un conjunto de preparados artesanales no farmacológicos, símil-homeopáticos, elaborados a partir de una decocción o maceración en agua de flores maduras de diversas especies vegetales silvestres o naturalizadas de la región de Gales y la Inglaterra contigua, diluida en brandy (destilado del vino, usado como medio conservante). El preparado resultante, almacenado convenientemente en frascos-gotero de vidrio opaco para su comercialización, es una solución hidroalcohólica diluida en proporción 1:144 (jugo de flores/brandy), sin principios farmacológicamente activos más allá del alcohol (no es un medicamento), y por lo tanto, no posee acción biológica o fisiológica alguna (como lo demuestran varios ensayos clínicos). Aunque la mayoría de los «remedios florales» están elaborados cada uno según un tipo específico de flor y algunos también con otras partes de la planta (brotes, hojas, corteza), estos preparados no son productos fitoterapéuticos.

Más información

  • Biografía de Edward Bach en la Wikipedia.
  • Descripción de la homeopatía en la Wikipedia.
  • Guía en inglés de los 38 remedios en la página del Bach Centre.